Ahogamiento y sumersión no mortal

Ahogamientos y submersiones no fatalesCada año, muchos niños son víctimas de ahogamientos y lesiones por sumersiones no mortales. Cada muerte representa una tragedia familiar más.

Otras familias experimentan situaciones riesgosas cuando un niño tiene un incidente de sumersión o ahogamiento y requiere atención médica urgente u hospitalización. Algunos niños sufren lesiones cerebrales permanentes debido a estos incidentes. La ley Virginia Graeme Baker de seguridad en piscinas y spas fue creada para reducir muertes y lesiones por sumersión. Esta ley exige que piscinas y spas instalen nuevas tapas para drenajes u otros dispositivos de seguridad dependiendo de la circunstancia. Además, la Ley P&SS pide una campaña de educación e información para consumidores y profesionales en la industria; con el fin de crear conciencia sobre ahogamientos, la prevención de personas atrapadas en drenajes y para asegurarse de que todas las piscinas y spas públicos cumplan con la Ley P&SS.

Según el informe piscinas y spas de la CPSC de 2013: Lesiones estimadas y fatalidades reportadas

  • El setenta y seis por ciento de fatalidades reportadas ocurrieron entre niños menores de 5 años de edad
  • La abrumadora mayoría de las muertes y lesiones reportadas se produjeron en piscinas
  • El ochenta y cinco por ciento de las muertes de niños menores de 5 años de edad ocurrieron en zonas residenciales
  • Los niños entre las edades de 12 a 35 meses representaron el sesenta y cuatro por ciento de las fatalidades reportadas entre los años 2008 y 2010 de niños menores de 15

Información clave sobre lesiones por sumersión no mortales:

  • El setenta y ocho por ciento de las lesiones por sumersión tratadas por doctores de emergencia involucraron a niños menores de 5 años de edad.
  • La abrumadora mayoría de las lesiones por sumersión estimadas cada año entre el 2010 y 2012 se produjeron en piscinas
  • Niños entre los 12 y 35 meses de edad representaron el sesenta y cuatro por ciento de las lesiones estimadas entre los años 2008 y 2010
  • Cincuenta y uno por ciento de las víctimas de lesiones por sumersión en piscinas o spas tratadas en salas de emergencia en 2010 hasta el 2012, fueron ingresadas al hospital o tratadas y trasladadas a otro hospital; a comparación del cuatro por ciento de niños tratados en salas de emergencia por lesiones relacionadas con otros tipos de productos del consumidor durante el mismo tiempo
  • Aproximadamente el cincuenta y tres por ciento de lesiones estimadas entre 2007 y 2009, entre niños menores de 15 años, se produjeron en una piscina o spa residencial

La práctica de medidas de seguridad alrededor del agua en piscinas y spas públicos y residenciales puede reducir significativamente el número de lesiones por sumersión no mortales o ahogamientos entre niños.